Rezar el Rosario para difuntos

Rogamos al Santísimo

fuente de toda vida para

que reciba en su reino a quien velamos,

pidiéndole a Dios tenga misericordia de

(diga aquí el nombre de la persona),

en el día del juicio que lo libre

y lo absuelva de todos sus pecados

y llevado por Jesucristo

a su Santo Reino Eterno.

Ave María Purísima.

Sin pecado concebida.

Por la señal de la santa cruz,

de nuestros enemigos,

líbranos Señor, Dios nuestro.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Invocación al Espíritu Santo.

Santo Espíritu de Dios, nuestro consolador,

en medio de tanta angustia,

Ven y reboza de amor y de alegría nuestra alma y corazón ,

derrama y aviva el fuego sagrado.

Envía Señor tu Espíritu Santo, para que nos acompañe

y nos conceda sus frutos y dones.

 Purifícanos el alma, para que nuestra oración se eleve al trono de la gracia

como suave aroma y nuestros pecados sean perdonados.

Amén

Recemos juntos el acto de contrición.

La pérdida de un ser querido

En algún momento hemos sentido muy de cerca la pérdida de un familiar, de un ser querido, de un gran amigo, de un buen vecino, son momentos de angustias, de consternación que uno queda asombrado por el hecho que muchos de nosotros no estamos preparados para tremendas noticias. El ser humano cumple un ciclo en la vida, tenemos una vida finita, solo Dios es infinito e inmortal, y es cuando buscamos su apoyo, que nos consuele en esos momentos amargos, debemos estar preparados, porque como todo, la vida tiene un comienzo pero también tiene un final y solo Dios que cuándo nos necesita y nos llama para rendir cuentas de todo lo bueno y lo malo que hayamos hecho en esta vida.

Cuando esto sucede rezamos el Rosario para los difuntos le pedimos a Dios que lo cobije en su seno, que le sean perdonados sus pecados para que pueda tener una vida eterna. Le rezamos el Rosario de los difuntos, somos creyentes y por eso hay que rezarle para que su alma descanse en paz, reciba el perdón y el descanso eterno.

santo rosario

Todos en la vida cumplimos una misión, un ciclo, los tiempos de Dios son perfectos, somos hecho a su imagen y semejanza, somos energía y por lo tanto nos transformamos después de muertos y el Espíritu y/o el alma sale del cuerpo material ya sea para encontrarse con Dios y descansar en paz a pesar que en vida pecamos y lo ofendemos. Si nos arrepentimos antes de morir, y aceptamos a Dios como el salvador de nuestra alma, para que de esta manera pueda descansar en paz, en caso que el difunto no pueda llegar a esta conciliación con Dios sus familiares y allegados rezan el Rosario para los difuntos para la paz de su alma.

Nosotros los seres humanos en muchas ocasiones pecamos porque no acabamos de entender que cada uno de nosotros al nacer, Dios sabe cuándo y en qué momento Él nos va a necesitar y nos llama, dejamos nuestro cuerpo que es materia y se libera el alma, ya hemos cumplido el ciclo porque uno nace, crece, se desarrolla, se reproduce y muere, somos seres mortales. Soy de la creencia que todos deberíamos prepararnos para ese momento ese trance de la vida terrenal a llegar a un plano superior, el reencuentro con lo divino, otro mundo, otra dimensión.

Misterios del Santo Rosario

El Rosario de los difuntos comprende:

1ª- Misterios Gozosos (que se hace los días lunes y sábado)

2ª- Misterios Dolorosos (para los días martes y viernes).

3ª. Misterios Gloriosos (se reza los días miércoles y domingo).

4ª. Misterios Luminosos ( corresponden al día jueves).

Misterios Gozosos (lunes y sábado).