Misterios Gozosos – La presentación de Jesús en el Templo

Anunciamos el cuarto Misterio

La presentación de Jesús en el Templo

«Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle,

se le dio el nombre de Jesús,

como lo había llamado el ángel antes de ser concebido en el seno.

Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés,

llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor,

como está escrito en la Ley del Señor:

Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones,

conforme a lo que se dice en la Ley del Señor» (Lc 2, 21-24).

 

«La circuncisión de Jesús,

al octavo día de su nacimiento,

es señal de su inserción en la descendencia de Abraham,

en el pueblo de la Alianza,

de su sometimiento a la Ley» (CIC, 527).

Ahora realizamos una breve pausa para la reflexión sobre el Misterio.

Proseguimos con un Padre Nuestro

Padre Nuestro

 

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén.

Progreso 65% – 40/62

Continuar ->

<- Anterior

Ir al Comienzo del Rosario