Misterios Dolorosos – La oración en el Huerto

Anunciamos el primer Misterio

La oración en el Huerto

«Entonces Jesús fue con ellos a un huerto, llamado Getsemaní, y dijo a sus discípulos:

«Sentaos aquí mientras voy a orar».

Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo,

comenzó a sentir tristeza y angustia.

Entonces les dijo:

«Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo».

Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así:

«Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa,

pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú»» (Mt 26, 36-39).

«Este combate y esta victoria sólo son posibles con la oración.

Por medio de su oración,

Jesús es vencedor del Tentador,

desde el principio y en el último combate de su agonía» (CIC, 2.849)

Ahora realizamos una breve pausa para la reflexión sobre el Misterio.

Proseguimos con un Padre Nuestro

Padre Nuestro

https://santo-rosario.info/wp-content/uploads/2019/04/padre-nuestro.mp3?_=1

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén.

Progreso 11% – 7/62

Continuar ->

<- Anterior

Ir al Comienzo del Rosario


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?