Ofrecimiento del santo rosario

 

Dios Padre Todo Poderoso,

bondadoso, humilde y misericordioso,

te pido Padre mío que me acepte tal como soy.

Soy tu fiel creyente que vengo a ofrecerte este Santo Rosario

Virgen Santísima,

Madre de Jesús,

dame fortaleza, fuerza,

energía, para orar

y rezar el Santo Rosario,

lo ofrezco para que me perdonen

mis pecados y ofensas

que he incurrido por

voluntad propia o por influencias de terceros,

con mucho amor y fe recurro

a usted Jesucristo hijo de Dios

Todo Poderoso, como a María Virgen Santísima,

para que sea absuelto

y pueda tener

tranquilidad y paz espiritual.

Les pido a todas las entidades

espirituales a que me guíen

a rezar este Santo Rosario a los ángeles,

a los arcángeles,

a la Virgen María y a todos

los Santos del cielo

me iluminen y pongan en

mi boca palabras bellas, hermosas,

sinceras, espontaneas,

que salgan de lo más interno de mi ser,

para alabar, glorificar a Dios nuestro Padre Celestial

y a nuestra Madre

la Santísima Virgen María.

Pido por la conversión

de todos los hombres

pecadores para que aceptemos,

tomemos, adoptemos a Dios

como nuestro salvador,

solo Él puede ayúdanos

y socorrernos para que en el

momento del juicio final

interceda para que seamos

salvados y gozar de la vida eterna.

Pido por la salud de todos los enfermos,

de los afligidos, de los desamparados,

de los pobres, de los humildes,

de los sin techos,

pido por la paz del mundo

que sesén los conflictos

bélicos entre naciones hermanas,

Pido por la unión de la familia,

que hoy están más desarticuladas

que nunca, han perdido el rol

que deben desempeñar

como unidad primaria de la sociedad.

Dios concédanos la paz, indícanos

el camino de la luz, de la claridad,

de la esperanza, del amor,

hágase de acuerdo

a su voluntad Señor.

Pido por la unidad de la iglesia,

de todos los que hacemos

vida dentro de ella,

de todos sus creyentes y practicantes,

por el papa, obispos,

monseñores, sacerdotes,

laicos, que seamos protegidos

de las fuerzas del mal,

de todo lo negativo que existe

en este mundo,

por la salvación de las almas

que se han entregado a la

consagración de

Dios Todo Poderoso.

Pido por los gobernantes del mundo

que por su afán de poder

se enfrentan y crean guerras

para aumentar su dominación

y expedirse como potencias

y seguir explotando a los países

más pobres. Dios misericordiosos

ilumínalos para que entiendan

que la paz, la administración

de justicia, la equidad,

la justicia social es lo

fundamental para

que podamos vivir

en armonía

y en sana

paz en este mundo.

Pido para que

los hombres de bien,

los justos, los honrados,

eleven su nivel de conciencia,

dele sabiduría, aumentan su paz

interior y se

conecten con Dios.

Pido para que Dios

intervenga en la naturaleza

que no haya tantos desastres

naturales, terremotos, maremotos, huracanes,

inundaciones, volcanes,

vaguadas cataclismos, en fin.

Pido por todos los humanos

que viven es estado de miseria total,

por los afligidos, consternados,

los tristes, los que se conforman,

los que padecen, por los explotados,

los oprimidos, los hambrientos y abandonados,

los enfermos, los que tienen

enfermedades terminales,

los presos, drogadictos, los dementes,

porque Dios los proteja y los cubra

con su santo manto,

para que sean animados,

tranquilizados,

consolados de cualquier angustia

por nuestro Señor

Jesucristo y seamos salvados por El.

Pido por las animas benditas

que están en el purgatorio,

por el eterno descanso de sus almas

y hago un acto de gracia,

de buena fe, para que

asciendan al cielo y sean

recibidas por Dios nuestro salvador,

para que el bien siempre triunfe

sobre el mal y Dios aleje y

arroje a satanás nuevamente al infierno.

Amén.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?