Misterios del Santo Rosario

Cada uno de los Misterios del Santo Rosario recopila diferentes tópicos o temas referente a la vida de Jesucristo que nos sirven para reflexionar Y/o meditar, así pues, tenemos:

Misterios Gozosos (lunes y sábado)

Misterios Dolorosos (martes y jueves)

Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)

Misterios Luminosos (jueves)

Misterios Gozosos (lunes y sábado)

  1. La Encarnación del Hijo de Dios
  2. La visita de María a su prima Isabel
  3. El Nacimiento del Hijo de Dios
  4. La presentación del Señor Jesús en el templo
  5. La pérdida del niño Jesús y el hallazgo en el templo.

Misterios Dolorosos (martes y viernes)

  1. La oración de Nuestro Señor en el hurto de Getsemaní
  2. La Flagelación del Señor
  3. La coronación de espinas
  4. El camino del monte calvario cargando la cruz
  5. La crucifixión y muerte de Nuestro Señor.

Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)

  1. La Resurrección del Señor
  2. La Ascensión del Señor
  3. La venida del Espíritu Santo
  4. La Asunción de Nuestra Señora a los cielos
  5. La coronación de la Santísima Virgen.

Misterios Luminosos (jueves)

  1. Bautismo de Jesús en el Jordán
  2. La auto revelación en las bodas de Cana
  3. El anuncio del reino de Dios invitando a la conversión
  4. La transfiguración
  5. La Institución de la Eucaristía.

Breve explicación de cada uno de los misterios del Santo Rosario

Primer Misterio Gozoso.

Comprende cinco temas diferentes, la cual representa un episodio de la vida de Jesucristo y de su Santa madre la Virgen María. Es una alegoría a la madre de Jesucristo, recordamos la encarnación del hijo de Dios en el vientre de María, mujer humilde que fue elegida por Dios para que a través del Espirito Santo quedara encinta y diera a luz al hijo de Dios.

La presentación al público de Jesucristo según la tradición al templo y la pérdida de este, que conllevó a la mayor preocupación que pueda tener una madre por la pérdida de su hijo. Su martirio fue muy grande, no descanso hasta que lo encontró en el templo, hablando con los sacerdotes y eruditos, Jesús les hacía unas preguntas a los sabios que los ponía en ocasiones en desventaja, Jesús era un niño, muy precoz e inteligente.

Segundo Misterio Doloroso.

Jesús sabia por todo lo que iba a pasar en la tierra, el tenía conocimiento, pero tenía que cumplir los decenios de su padre Dios, el ora y le pide a su padre Dios, que lo escuche, que oiga sus palabras, que no lo dejen solo y pide a su padre que se cumpla sus designios, que se haga su voluntad, Jesús se flagelo, le colocaron una corona de espinas y permitió su crucifixión y muerte. En ningún momento dudo en dar su vida, cosa más grande que hizo Jesús por nosotros los pecadores.

Tercer Misterio: Glorioso.

Es la resurrección del Señor que viene a certificar ante los ojos de los hombres, según el mismo se lo había dicho a uno de sus discípulos que al tercer día resucitaría, y se le presento a sus discípulos que al verlo quedaron paralizados, así como las demás personas que vieron como un ángel le hablaba y le decía que ese era Jesucristo y ascendió al cielo y está sentado a la diestra de Dios, Jesús dijo dejo la tierra pero volveré, se quedó el Espíritu Santo a quien el instruyo para que velara por nosotros en la tierra, también podemos ver en este misterio la asunción y coronación de la Santísima Virgen María.

Cuarto Misterio; Luminoso.

Fue Juan Pablo l l, el 16 de octubre del 2002, promulgo en su carta apostólica e introdujo los Misterios Luminosos, así vemos, el Bautismo de Jesucristo en el rio Jordán, Jesús anuncia la llegada del reino. En las bodas de Cana que fue invitado, estaban también María, y todos los discípulos. Habiéndose acabado el vino y todavía quedaban invitados a la fiesta, María le dijo a Jesús que se había acabado el vino, Jesús mando a buscar unas tinajas y las mando a llenar con agua, el jefe de los que daban las bebidas las trajo y Jesús le dice que beba, él lo hizo, y al probar lo que probo fue un exquisito vino, hizo un milagro convirtió el agua en vino.

Quinto Misterio: Se institucionaliza la eucaristía.

El acto de recibir el cuerpo de Jesucristo a través de la ostia, recordamos la multiplicación de los panes lo mismo hizo con el vino, nos recuerda la sangre que derramo por nosotros en la cruz.

Todo este misterio nos invita a meditar, reflexionar y darle gracias a Dios todos los días de nuestras vidas por permitirnos vivir esta vida terrenal y prepararnos para que seamos uno de los elegidos para la vida eterna.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?