Misterios dolorosos (martes y viernes)

1ª- La oración en el huerto de los Olivos.

2ª- LA Flagelación.

-La coronación de espina.

4ª- Jesús con la cruz a cuesta.

5ª-La crucifixión.

Primer Misterio Doloroso.

La oración en el huerto de los olivos.

Como era costumbre Jesús salió de y se dirigió al monte de los olivos, los discípulos lo siguieron , pero Jesús le manifestó que lo esperaran que él iba a orar y quería estar solo Él les dijo a Pedro y a dos hijos de Zebedeo, Jesús estaba abatido, sintió un gran vacío en su corazón, una profunda tristeza y desconsuelo, totalmente turbado con una gran preocupación y puesto de rodilla oraba diciendo “Padre, si quieres, aleja de mi este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya”, y entrando con agonía oraba con mayor vehemencia, con más fuerza, con mayor intensidad, fue tanto su angustia que empezó a sudar intensamente, demasiado al punto que era tanto el sudor que le bajaba por el rostro en cantidad considerable, sin exageración era tanta la cantidad que caía hasta el suelo, el sudor parecía gotas de sangre.

Jesús cuando siente la necesidad de orar en el huerto de los olivos, siente que esta solo que su Padre Todo Poderoso lo había abandonado a su suerte, no fue así, Jesús sintió el dolor, el sufrimiento, la angustia, no flaqueo, todo lo contrario, nos enseña que a través de la oración se puede vencer a las tentaciones, al mismísimo demonio, nos enseña que en el sufrimiento que padezcamos la forma de liberarnos del dolor es a través de la oración. Dios nos va a durar las manos para superar esas necesidades.

Jesús estaba plenamente consciente de lo que estaba pasando. Él permitió que los hechos sucedieran así para que se cumpliera los designios de Dios Padre de manera total y absoluta.

Jesús estaba claro de los hechos que iban a suceder, estaba claro que podía cambiar, pero los designios de Dios eran esos y el a su Padre no le iba a fallar. En el huerto de los olivos vio lo que le iba pasar, él está reunido con sus discípulos y sabe que vienen unas horas duras para él, Judas uno de sus apóstoles más cercanos lo traiciono, lo vendió, llego con varios guardias al huerto de los olivos donde estaba Jesús reunido con los demás apóstoles, iban armados. Jesús no quiso que los apóstoles sacaran sus armas y lo defendieran., todo lo contrario, Jesús no permitió que sacaran las armas.

El traidor Judas, les había dedo por seña que al que el besara era Jesús, y así fue, lo beso, capturaron a Jesús y los apóstoles huyeron

(toma un breve tiempo, que te sirve para meditar).

Un PADRE Nuestro.

Diez Ave Marías.

Un Gloria al Padre.

Oración breve: Oh- Padre Mío, te pido exima nuestros pecados y faltas, aléjanos de las tinieblas, lleva al cielo todos los espíritus buenos y ayuga a los menesterosos, ten piedad.

Segundo Misterio Doloroso.

La Flagelación del Señor.

La flagelación era un terrible castigo, que consistía en pegarle con un látigo en formas de tiras , con otros elementos como huesos, objetos de metal que hacían daño al cuerpo en el momento del contacto, a Jesús le proporcionaron ese tipo de castigo, como si fuera un criminal o un delincuente común, lo vejaron, lo maltrataron, lo humillaron, y el estoicamente acepto el castigo, uno de sus verdugos Pilatos convirtió en circo la presencia de Jesús; Ante El, se dirigió a la multitud y les pregunto ¿Qué voy hacer con Jesús llamado Cristo? Y todos a una sola voz dijeron que los crucificaran. Pilato para complacer a la muchedumbre acepto y de paso soltó a Barrabas que era un ladrón, mando a azotar a Jesús.

Antes de la crucifixión Jesús sufrió el terrible castigo de la flagelación que consistía que a Jesús lo colocaron descubierta su espalda a un poste donde él se inclinó y le daban latigazos en su espalda, brazos, y muslos lo hacían hasta que la persona aguantara o se desmayara, de acuerdo a su resistencia física, pero que no se muriera, esto es, previo de llevarlo al tablado donde se ejecuta la muerte.

Hubo un ensañamiento total con Jesús aparte de azotarlo, se burlaron de él, y El soporto todo ese sufrimiento ya que él estaba claro que ese momento tenía que llegar y llego, lo soporto por nosotros los pecadores.

En este Misterio la flagelación del Señor nos enseña, que el con su sangre bendita lavo las miserias de los hombres, nos limpió de pecados a todos nosotros.

(Toma un breve tiempo que nos sirve para meditar)

Un Padre Nuestro.

Diez Aves Marías.

Un Gloria al Padre.

Oración breve. Oh. Padre Mío, te pido exima nuestros pecados y faltas, aléjanos de las tinieblas, lleva al cielo todos los espíritus buenos y ayuda a los menesterosos ten piedad.

Tercer Misterio Doloroso

La Coronación de espinas.

Los soldados humillan a Jesús colocándole una corona de espinas en la cabeza, le colocaron un manto color purpura y se burlaban y mofaban de Él, le gritaban” VIVA EL REY DE LOS JUDIOS”, lo golpeaban, Jesús soporto esta nueva humillación, la corona de espinas como estaba pegada al cuero cabelludo sangraba copiosamente, en la mano derecha le colocaron una caña.

Jesús nos dice: que él está soportando ese castigo para salvarnos a nosotros, a la humanidad, el dio su vida por los hombres, por nosotros los pecadores, por nuestros pecados, gloria al Señor, sálvanos de la oscuridad, de las tinieblas, del demonio.

(Toma un breve tiempo que nos sirve para meditar)

Un Padre Nuestro.

Diez Aves Marías.

Un Gloria al Padre.

Oración breve. Oh- Padre Mío, te pido exima nuestros pecados y faltas. aléjanos de las tinieblas, lleva al cielo todos los espíritus buenos y ayuda a los menesterosos ten piedad.

Cuarto Misterio Doloroso

Jesús con la Cruz a cuesta.

Era por costumbre que el día de fiesta. el Gobernador soltaba a un preso, el que la multitud pidiera. Pilato pregunto, cuál de los presos querían que soltaran, a Jesús o a Barrabas, los ancianos y los sacerdotes persuadieron a la multitud para que fuera Jesús, a pesar que la esposa de Pilato le mando a decir, que lo dejara libre, no había cometido ningún delito, sin embargo, no basto, lo entregó a los judíos para que fuera crucificado, observando Pilatos que la multitud pedía a gritos que liberaran a Barrabas, les hizo caso, y fue liberado.

Los soldados se   llevaron a Jesús, lo desnudaron, le colocaron un manto, pusieron la corona de espina sobre su cabeza.

(Toma un breve tiempo que nos sirve para meditar)

Un Padre Nuestro.

Diez Aves Marías.

Un Gloria al Padre.

Oración breve. Oh- Padre Mío, te pido exima nuestros pecados y faltas, aléjanos de las tinieblas, lleva al cielo todos los espíritus buenos y ayuda a los menesterosos ten piedad.

Quinto Misterio Doloroso

La Crucifixión.

Cuando iban para la Gólgota, saliendo encontraron a Simeón a quien obligaron a que ayudara a cargar la cruz, para ayudar a Jesús, la cruz de Jesús quedo en el medio de la cruz de dos ladrones, los soldados le quitaron la ropa y se la sortearon jugando barajas, le colocaron en la parte superior, una inscripción que decía “Este es Jesús el rey de los judíos.

Transcurridas seis horas después de la crucifixión, el cielo se oscureció, todo se puso en tinieblas, los soldados que vigilaban estaban tan distraídos que ni cuenta se dieron, en ese instante Jesús grito muy fuerte y dijo “Dios mío ¿Por qué me has desamparado?, habiendo los soldados escuchado el grito de Jesús , uno de ellos salió corriendo , tomo una esponja y la empapo de vinagre la coloco en una caña y se la llevo a Jesús para que bebiera , Jesús clamo a gran voz, “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu, y dicho esto murió-

En ese instante se oye rugir a la tierra, la tierra tiembla las rocas se partieron el templo se partió en dos, el centurión y los soldados que estaban ahí vieron y se cundió el pánico todos salieron corriendo y dijeron: Verdaderamente este era el hijo de Dios.

(Toma un breve tiempo que nos sirve para meditar)

Un Padre Nuestro.

Diez A ves Marías.

Un Gloria al Padre.

Oración breve. Oh- Padre Mío, te pido eximas nuestros pecados y faltas, aléjanos de las tinieblas, lleva al cielo todos los espíritus buenos y ayuda a los menesterosos, ten piedad.