SANTO ROSARIO

OH – Virgen María,

vengo a ti a rogarte,

para que intercedas ante Dios, tu hijo,

nuestro señor nos de buena salud para mí y toda mi familia.

Virgen Gloriosa entre todas las mujeres,

ampáranos, favorécenos, cuídanos y protégenos de todo mal o persona.

Soy tu devoto y rezo el Santo Rosario,

para estar más cerca de ti, me des fuerza y energía,

para tener paz espiritual.

Procura señor, este pendiente de nosotros,

danos la alegría de entrar al cielo de tu mano.

Escucha Madre Mía mis plegarias y oraciones,

intercede ante Dios, para que sane mi alma y me de paz espiritual

Oh Dios, Padre Celestial tu que perdonas a los pecadores,

perdóname Señor por haberte ofendido,

estoy arrepentido.

Limpia nuestros corazones de malos pensamientos,

no permita que nos hagan daño,

aleja el peligro de nosotros.

Danos luz, fe, amor y confianza,

ilumina nuestra mente,

para cuando empecemos a rezar el Santo Rosario.

Aleja a las personas que se nos acercan con malas intenciones,

líbranos de toda energía negativa.

Te doy gracias Dios Santo por estar conmigo,

protégeme cuando flaqueo,

gracias Virgen María por tu intersección,

nunca me desampares.

Te ofrecemos este Santo Rosario que vamos a rezar,

pidiendo por todos los hombres del mundo,

que se acerquen más a la iglesia

y dejen de promocionar la guerra.

Pedimos por la paz del mundo,

que nos acerquemos más a Dios.

Danos paz en nuestros corazones,

en nuestras mentes,

aléjanos del maligno,

destruye las fuerzas del infierno.

Jesús Padre ten piedad de nosotros,

somos tus hijos, sálvanos del mal que nos acecha.

Gracias Señor por todas las cosas buenas que nos das.

Ayuda Señor a los humildes, a los enfermos,

al sediento, al hambriento, dales fortaleza para encontrarte Señor.

Padre Celestial con este rosario te pedimos,

te imploramos Señor aleja a nuestros jóvenes de vicios,

de malas compañías, de la drogadicción,

ilumínalos para que se acerquen a ti.

Ayuda a los afligidos dales fortaleza y energía,

para superar sus sufrimientos, angustias y tristezas,

guíalos para que encuentren el sendero a ti.

Permite señor que la salud de la iglesia se fortalezca cada día,

que nuestros Sacerdotes lleguen a las almas,

les den motivación y lleven tu palabra a todas partes.

Gracias infinitas, gracias te doy Señor, soy tu siervo.

Amén.

¿Qué significa Santo Rosario?

El Santo Rosario significa “Corona de Rosas” o “ramillete de rosas”, la Virgen María ha revelado que cada vez que rezan el Ave María le están dando a ella una hermosa rosa y que al completar cada rosario le han hecho una corona de rosas con sus oraciones.

Siendo el Santo Rosario un sacramental, es decir los remedios que tiene la iglesia (como agua bendita, indulgencias y jubileo) para sanar el alma y limpiarla de pecados veniales y de las penas debidos por estos y por los mortales, contiene los principales misterios de nuestra religión católica, que nos invita a perseverar en la conquista de la patria celestial, aumenta la piedad de los fieles y promueve las virtudes que nutren y sostienen la fe, El rosario es la oración más hermosa que podemos decirle a nuestra madre para que interceda por nosotros ante Dios.

El Santo Rosario es considerado como la oración perfecta porque se meditan los misterios o hechos de la vida, muerte y gloria de Jesucristo y de su Santísima Madre. Estos están distribuidos en los misterios gozosos, dolorosos, gloriosos y luminosos.

En el año 2002 el Papa Juan Pablo II introdujo los misterios luminosos, actualmente se cuentan 20 misterios, en el Santo Rosario, en el año 1500 se estableció para cada decena la meditación de un hecho de la vida de  Jesús o María y así surgió el rosario de quince misterios, en la actualidad hay 20 misterios en el Santo Rosario, el Rosario está compuesto por dos elementos: oración mental y oración verbal, la oración mental consiste en la meditación de los cuatro misterios, la oración verbal consiste en recitar las veinte decenas (Rosario Completo) o cinco decenas del Ave María encabezadas por un Padre Nuestro.

Desde el año 1100 al 1.200 el rezo del “Dios te Salve Maria” era muy frecuente en varios países y muchas personas que no podían rezar los 150 salmos porque no sabían leer (150 Salterio) tratan de remplazarlos diciendo 150 veces esta oración mariana.

Para poder llevarla la cuenta de las oraciones  hacían nudos en una cuerda, más adelante se le dio el nombre fue el de Santo Rosario, la palabra Rosario significa colección de rosas, en virtud de que las rosas siempre han sido un regalo muy estimado al dárselas a las mujeres y  la iglesia ha creído que ha nuestra madre del cielo le ofrecemos una verdadera “Colección de Rosas Espirituales” al rezarle 50 veces el Ave Maria, la oración que el Ángel Gabriel, Santa Isabel y la Iglesia Católica antigua  compusieron en su honor.

¿Cómo está compuesto el Rosario?

El Rosario se compone de cincuenta y nueve pepitas o cuentas, repartidas así: cinco grupos de diez cuentas cada uno para ir contando las diez Ave Maria de cada misterio y entre una decena y otra una cuenta para rezar el Padre Nuestro que va al principio de cada misterio, finalmente cinco cuentas al principio desde el crucifijo hasta donde empiezan las decenas, Estas cuentas son en honor de las cinco llagas de cristo o de los cinco misterios que se van a meditar

Se considera a Santo Domingo de Guzmán, religioso, natural de Caleruega como el autor o el inventor del rezo del Santo Rosario en los años 1.205 – 1208, como expresión de su amor a la Virgen María y por inspiración de ella.

¿Por qué rezar el Rosario?

Rezar el Rosario es un momento de reflexión, de amor, de aprender y sobre todo de conexión con Dios, el Rosario nos ayuda a contemplar la vida de Jesús mediante los ojos de María, al rezar el Rosario no hacemos otra cosa que pedirle a la Virgen María su ayuda para permanecer en unión espiritual con Jesús, para llegar a él. Es una oración de contemplación, de reflexión, es una forma que tiene el verdadero cristiano, el que vive su vida con dignidad y la afronta con fe y sacrificio, con verdadero amor en María Santísima, nuestra protectora y salvadora.

Cuando rezamos el Rosario se asocia a otras plegarias como son:  las letanías y las jaculatorias, Las Letanías son una serie de alabanzas y suplicas ordenadas y repetidas con las que rogamos a Dios y a la Virgen María, son versos que se dirigen a la Virgen. Las Jaculatorias son oraciones cortas llenas de amor y devoción con las cuales nos comunicamos con nuestro Señor Padre, su hijo Jesucristo, la Santa Virgen María y el Espíritu Santo, para mantenernos bajo la gracia de Dios.

Oraciones del Rosario

  • Señal de la Cruz
  • Símbolo de los apóstoles
  • Acto de Constricción
  • Padre Nuestro
  • Ave María
  • Gloria
  • Jaculatorias
  • Salve

Misterios del Rosario.

Misterios Gozosos, (lunes y sábado)

  • La Encarnación del hijo de Dios
  • La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel
  • El Nacimiento del Hijo de Dios
  • La Purificación de la Virgen Santísima
  • La Pérdida del niño Jesús y su hallazgo en el templo

Misterios Dolorosos, (martes y viernes)

  • La Oración de Nuestro Señor en el huerto
  • La Elegdacion del Señor
  • La Coronación de Espinas
  • El camino de Monte Calvario
  • La Crucifixión y muerte de Nuestro Señor

Misterios Gloriosos, (miércoles y Domingo)

  • La Resurrección del Señor
  • La Ascensión del Señor
  • La Venida del Espíritu Santo
  • La Asunción de Nuestra Señora a los cielos
  • La Coronación de la Santísima Virgen

Misterios Luminosos, ( jueves)

  • El Bautismo de Jesús en el Jordán
  • La Auto revelación de Jesús en las bodas de Canaán
  • El Anuncio del reino de Dios invitando a la conversión
  • La Transfiguración
  • La Institución de la Eucaristía

Finalmente, se reza la Letanía de la Santísima Virgen María.

Después de haber anunciado el misterio correspondiente, debemos rezar un Padre Nuestro continuamos con diez Ave María y finalmente con el Gloria, terminando el Gloria entre un misterio y otro se reza una oración Jaculatoria (opcional).

Además del Santo Rosario, quizá te interese:

Comunicación directa con Dios

Cuando queremos una comunicación más directa con Dios, buscamos las mejores oraciones y las que más se acoplen a nuestra necesidad. En el Santo Rosario acercamos nuestra predica y plegaria al padre, de las manos de nuestra Virgen María. Cuando los problemas nos sobrepasen, debemos arrodillarnos ante él y pedirle con fervor en una oración poderosa y milagrosa, esto fortalecerá los lazos y él nos ayudará inmediatamente, ya sea un problema de salud, de dinero o de amores.

Aunque si lo que buscas es algo más específico, para conseguir una relación estable con tu pareja, haz la oración a San Expedito para el amor, ya que él es el patrón de las causas justas y un mediador excelente para tener lo que tanto añora nuestro corazón. Aunque muchos dirigen sus prédicas a la magia blanca, es una forma de pedir ayuda a ir por el camino de luz. Esta también ayuda a ir por el camino de la paz, del amor y de alejar toda envidia de nuestras vidas.

Si lo que necesitamos es encontrar un empleo para poder subsistir y mantener a tu familia con bien, debes orar a Santa Rita para el trabajo, ella es la patrona del hogar, la que siempre intercede por los más necesitados y en este caso, seremos nosotros. Ella sabe escuchar y cura las heridas de los débiles.

El día a día protegidos

Pedir en oración a nuestro padre no tiene porque ser siempre en una necesidad, así como es importante hacer el Santo Rosario como reivindicación del amor y de nuestra creencia en la virgen María, así debemos ser agradecidos con el Justo Juez y darle gracias todos los días por ser tan generoso, por cuidarnos y llevarnos a casa todas las noches.

Para despertar bendecidos hagamos oraciones al despertar, para que cuide nuestro trabajo, nuestra comida y a nuestra familia. Él sabe cuidar a sus hijos fieles.

Quizá te interese:

  • Para fortalecer los vínculos de amor y la armonía en el entorno familiar podemos orar a San Cipriano, y él responderá a nuestras plegarias.
  • Cuando tenemos una necesidad que sentimos casi imposible, hagamos una petición a San Miguel Arcángel, él va a interceder por nosotros ante Dios Padre y recibiremos alivio pronto.
  • Podemos acompañar esas oraciones con una aún más milagrosa, que fortalezca nuestra fe y esperanza para esperar con paciencia la respuesta de Dios. Haz tu plegaria: oraciones-milagrosas.net.
  • Cuando nuestro corazón sufre, podemos calmar nuestro dolor al orar a San Judas Tadeo, pues él siempre nos escuchará.

Imágenes del Santo Rosario

el-santo-rosario novena-santo-rosario rezar-santo-rosario el-santo-rosario-oracion